Donde Comprar


Os invitamos a que visitéis nuestra huerta en Alboraya, y poder adquirir nuestros productos de temporada.


Nuestro teléfono es el 663 664 903


viernes, 22 de abril de 2016

Una proteína del rábano picante y nanopartículas de oro para detectar cianuro en agua

http://www.iagua.es/noticias/espana/universidad-cadiz/15/02/26/proteina-rabano-picante-y-nanoparticulas-oro-detectar

Una proteína del rábano picante y nanopartículas de oro para detectar cianuro en agua

Investigadores de la UCA diseñan un biosensor para conseguir un dispositivo más preciso que mide concentraciones hasta 25 veces más pequeñas que el valor permitido por la normativa europea

26/02/2015203
Investigadores del departamento de Química Analítica de la Universidad de Cádiz, en colaboración con investigadores de la Universidad Hassan II (Mohamedia-Marruecos), han desarrollado un nuevo biosensor para detectar cianuro en agua. El dispositivo está formado por una proteína extraída del rábano picante y nanopartículas de oro, un material sintetizado mediante un procedimiento ecológico respetuoso con el medio ambiente que aumenta la sensibilidad del detector ante la presencia de este elemento en el medio acuático.

Los expertos disponen así de una herramienta que puede determinar una concentración de cianuro 25 veces por debajo del valor permitido por la normativa europea. Esta sustancia química, vertida al mar y ríos por efecto de la actividad industrial, puede llegar al organismo de los seres humanos a través del consumo de alimentos procedentes de estos ecosistemas.

El dispositivo está formado por una proteína extraída del rábano picante y nanopartículas de oro
Los biosensores para detectar cianuro se basan en dos componentes, uno de ellos, biológico. En este caso, un enzima procedente del rábano picante -llamado peroxidasa- que al detectar el cianuro provoca una reacción química. El otro elemento es de carácter electrónico: un transductor o electrodo que convierte la señal bioquímica de la reacción en una señal eléctrica que se puede cuantificar.

La diferencia del modelo propuesto en este estudio deriva de la utilización de nanopartículas de oro -partículas ultramicroscópicas- en el transductor que, al interactuar con el enzima, aumentan la sensibilidad de éste. "Hemos comprobado que un electrodo con estas nanopartículas detecta una cantidad de cianuro menor que sin ellas. Puede identificar hasta una concentración 25 veces más pequeña que la permitida. Por lo tanto, resulta un material muy sensible ante esta sustancia", explica el investigador principal de este estudio, José María Palacios, de la Universidad de Cádiz.

La sensibilidad del biosensor también aumenta de manera considerable debido a que el enzima seleccionado puede reaccionar ante determinadas sustancias en concentraciones muy bajas.

La peroxidasa es muy selectiva y sólo reacciona con determinados compuestos químicos. Así lo explica el investigador: "Si la sustancia que queremos determinar tiene una serie de características que la hacen susceptible de ser transformada por el enzima, será detectada. Si no cumple con esos requisitos, será ignorada. Teniendo en cuenta que existen miles de compuestos químicos, es de gran utilidad poder restringir el análisis a sólo aquéllos que nos interesan".

El biosensor se completa con un electrodo fabricado con Sonogel-Carbono, un material desarrollado y patentado por los propios investigadores en la UCA sobre el que se deposita el componente biológico, es decir, el enzima y otras sustancias. "Tras ensayar diferentes configuraciones, comprobamos que la combinación de peroxidasa, nanopartículas de oro y Sonogel-Carbono era la que ofrecía la mejor respuesta: un incremento de la sensibilidad y la posibilidad de detectar concentraciones muy bajas de cianuro, más pequeñas aún que las que se obtienen con otros sensores recogidos en la literatura", concluye el experto.

Cantidad de cianuro

Otra de las novedades aportadas en este trabajo, tal y como se recoge en el artículo "Amperometric inhibition biosensors based on horseradish peroxidase and gold sononanoparticles immobilized onto different electrodes for cyanide measurements", publicado en la revista Bioelectrochemistry, es el modo en el que el biosensor detecta el cianuro, por inhibición enzimática.

Según este proceso, la capacidad de la peroxidasa -extraída del rábano picante- para reaccionar con otras sustancias disminuye en función de la cantidad de cianuro. "Si no detecta presencia de cianuro, la actividad del enzima se desarrolla con normalidad. A medida que el cianuro aumenta, el rendimiento de la peroxidasa se reduce hasta quedar sin actividad cuando la concentración de la sustancia tóxica supera una determinada cantidad", precisa.

De esta forma, los investigadores utilizan el cianuro como inhibidor del enzima. "Analizando la velocidad de acción de la peroxidasa podemos identificar y cuantificar el veneno. El enzima no detecta directamente el cianuro sino su proceso de reacción", indica el responsable del estudio.

Este trabajo forma parte del proyecto de investigación Desarrollo de (bio)sensores electroquímicos y sus aplicaciones medioambientales, financiado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) del Ministerio de Asuntos Exteriores.

domingo, 29 de noviembre de 2015

Jarabe casero de Rábano Negro

Jarabe casero de Rábano Negro, para hacer en casa, muy bueno para la tos y despejar vías respiratorias.

Se corta la base

Se vacía el interior para añadir el azucar

Al horno a 180 grados, hasta que azúcar este líquido

Se saca del horno hasta que tenga una temperatura que se pueda beber

DESINTEGRAN CON EL RÁBANO NEGRO CÁLCULOS BILIARES DE COLESTEROL


“Comprobamos dos efectos terapéuticos (del Rábano Negro): la desintegración de los cálculos biliares y la disminución del nivel de colesterol en la sangre, que también es un parámetro importante para combatir enfermedades cardiovasculares causadas por el incremento en los niveles de colesterol, como la aterosclerosis”.


http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2014_520.html

Boletín UNAM-DGCS-520
Ciudad Universitaria.
11:00 hs. 7 de septiembre de 2014.

Ibrahim Castro Torres


DESINTEGRAN CON EL RÁBANO NEGRO CÁLCULOS BILIARES DE COLESTEROL

• Ibrahim Castro Torres, alumno del doctorado en Ciencias Biomédicas de esta casa de estudios, demostró en el laboratorio que esta planta ayuda a la función biliar y hepática y reduce los niveles de colesterol en sangre
• Los resultados del experimento se publicaron en la revista estadounidense Journal of Biomedicine and Biotechnology, en una colaboración entre la UNAM y la Universidad Veracruzana
• A partir del estudio se planea desarrollar un compuesto herbolario con el extracto del rábano

Ocupado en comprobar desde la ciencia los beneficios de diversas plantas utilizadas durante siglos por la herbolaria tradicional mexicana, Ibrahim Guillermo Castro Torres, alumno del doctorado en Ciencias Biomédicas de la UNAM, demostró en un modelo experimental que el rábano negro (Raphanus sativus L. var niger) desintegra los cálculos biliares de colesterol, ayuda a la función biliar y hepática y reduce el colesterol en la sangre.

Desde que realizó su tesis de licenciatura en el Laboratorio de Neurofarmacología de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, para graduarse como químico farmacéutico biólogo por la Universidad Veracruzana (UV), el joven científico ha estudiado esa planta, de tamaño semejante al de la jícama, que a diferencia del pequeño rábano rosado que comemos en el pozole, tiene la cáscara negra, es picante y posee aplicaciones medicinales propias.

“Además de las diferencias visuales con el rábano rosado, el negro tiene otros metabolitos secundarios que no produce el primero”, destacó.

De la familia Crucífera o Brasicácea (la misma a la que pertenecen las espinacas, el brócoli, el nabo y la col), la planta referida tiene importantes usos etnobotánicos en la medicina tradicional mexicana para tratar los cálculos biliares.

Estos últimos son un problema de salud pública en México, frecuentes en adultos mayores, mujeres y personas con sobrepeso. Producen dolor intenso y la pérdida del órgano que los aloja: la vesícula biliar, que generalmente es extirpada por los médicos gastroenterólogos; se trata de un órgano importante para el proceso digestivo, dijo.

Con forma de pera y ubicada bajo el hígado, la vesícula biliar almacena bilis, un líquido producido por el hígado, que ayuda a la digestión y transporte de lípidos o grasas. La vesícula biliar libera la bilis directamente en el intestino delgado (duodeno) y con ello facilita la absorción y transporte de las grasas consumidas en la dieta y que provienen del estómago.

Los cálculos biliares se producen cuando ciertos compuestos químicos, como pigmentos biliares y colesterol, se solidifican dentro de la vesícula y esto produce dolores intensos en el abdomen, la espalda y debajo del brazo derecho, además de náuseas y vómito.

“Antes de extirpar la vesícula por la presencia de cálculos biliares, es necesario valorar si se puede seguir un tratamiento farmacológico o un método adicional que involucre el uso de plantas medicinales como el rábano negro u otras plantas reportadas”.

Modelo experimental

Con apoyo de Miguel Ángel Domínguez Ortiz, profesor y experto en plantas medicinales de la UV, y de Elia Brosla Naranjo Rodríguez, de la FQ, Castro Torres inició la evaluación terapéutica del rábano negro.

Tras colectarlo en el estado de Veracruz, lo clasificó taxonómicamente y lo llevó al laboratorio. “Evaluamos su jugo, que obtuvimos con un equipo extractor. Desarrollamos un modelo experimental con ratones, a los que indujimos cálculos biliares, y luego tratamos con el extracto acuoso, que administramos durante seis días. Al final del experimento los cálculos se desintegraron, como ocurre si las personas consumen el rábano negro para ese fin”, relató el universitario.

Al realizar estudios complementarios de lípidos en la sangre de los roedores, encontró un efecto significativo para reducir los niveles del colesterol en la sangre.

“Comprobamos dos efectos terapéuticos: la desintegración de los cálculos biliares y la disminución del nivel de colesterol en la sangre, que también es un parámetro importante para combatir enfermedades cardiovasculares causadas por el incremento en los niveles de colesterol, como la aterosclerosis”.

Los resultados del experimento se publicaron en la revista estadounidense Journal of Biomedicine and Biotechnology, en una colaboración entre la UNAM y la UV. “Es el único artículo divulgado en el mundo sobre litiasis biliar, en donde se comprueba uno de los usos etnobotánicos del rábano negro en la medicina tradicional mexicana”, abundó.

Menos lípidos en sangre

Actualmente, en sus estudios doctorales en la UNAM, analiza los efectos del jugo, que se consume en Veracruz, Guerrero y Oaxaca. “Tratamos de hacer uno lo más parecido al que se utiliza y analizarlo en laboratorio”.

Recién descubrió un efecto hipolipemiante, es decir, que disminuye los niveles de lípidos en sangre. “Estos resultados nos llevaron a investigar sobre los posibles metabolitos o compuestos químicos que puedan influir en estos efectos terapéuticos.

“Realizamos un análisis bibliográfico sobre los mecanismos de acción de los componentes de la planta que influyen en el efecto para disolver cálculos. Encontramos algunos mecanismos antioxidantes y procesos para reducir los niveles de lípidos”, apuntó.

Este segundo resultado de la investigación se publicó en la revista inglesa Phytotherapy Research, dedicada a las plantas medicinales.

Ahora, el investigador y la Universidad Veracruzana planean desarrollar un compuesto herbolario con un extracto de rábano negro, para hacer más accesible su consumo a quienes lo requieran.

Vídeos de Rábano Negro






El poder curativo del rabano negro  http://youtu.be/L8zL9f-boIY

lunes, 26 de octubre de 2015

Topinambur

Helianthus tuberosus, conocido popularmente como tupinambo, topinambur o pataca, es una especie de la familla Asteraceae

Su textura en crudo es crujiente con un ligero sabor a alcachofa, y cocinado para purés, cremoso y con un ligero sabor a semillas de girasol.

Veamos el valor nutricional del topinambur por 100 gramos y los principales principios activos:

Fibra 1,6 g, proteínas 2 g, carbohidratos 17,44 g, azúcares 9,6 g, grasa 0,01 g, vitamina C 4 mg, vitamina B6 0,077 mg, ácido pantoténico (vitamina B5) 0,397 mg, riboflavina 0,06 mg, tiamina=0,2 mg hierro 3,4 mg, magnesio 17 mg, calcio 14 mg, potasio 429 mg, fósforo 78 mg, folatos 13 μg.

Principios activos del topinambur

Niacina (vitamina B3), principio activo que tiene la propiedad de ayudar a reducir los niveles de colesterol "malo" y ayuda al buen funcionamiento del aparato digestivo. Inulina que es un glúcido presente en las frutas con la virtud de ser tolerable para los diabéticos.

Lactobacilo estimulador de la lactancia materna, antitumoral y además es otro de los componentes del topinambur con principios activos con propiedades anticolesterol.

Propiedades del topinambur

Los principales beneficios del topinambur, gracias a sus principios activos y su riqueza nutricional son:

Mejora el sistema inmune.Es diurético y combate el estreñimiento.Beneficia la producción de leche materna.Ayuda a regular el colesterol en la sangre.Es tonificante y depurador del organismo.Apto para diabéticos y ayuda a regular el azúcar en sangre.Al no contener almidón puede sustituir a las papas, patatas, en la dieta de los diabéticos.La harina del topinambur es apta para celiacos ya que no contiene gluten y puede sustituir totalmente a la harina convencional.Sus niveles de grasas son muy bajos por lo que su consumo es ideal para las dietas bajas en calorías o de adelgazamiento.

http://www.enbuenasmanos.com/propiedades-del-topinambur

Castellano: aguaturma (6), bataca (2), bataca de caña, batata, batata de caña, castaña de tierra (2), macuca, marenquera (2), margarita grande, papa, papa de caña, papa de sierra, papa real, pataca (14), pataca de caña (2), pataca de pala, patacas (3), patata, patata de caña (4), patata de palo (2), patata de tierra, patata tumba, patata turma, patatas de caña, peras de tierra, petacas (2), topinambo, tupinambo (3), tupinanbo, turma de agua (entre paréntesis, la frecuencia del vocablo recorrida en España).[9] También: alcachofa, cotufa, flor de sol, gigantilla, girasol batateiro, pataca macuca, pataca pedorra, topi, topinambur, topinamburo, tupinambo, turma de tierra, marenquera.[10]

domingo, 11 de octubre de 2015

Donde comprar

La Huerta de Jovi vuelve con sus verduras
Empieza la campaña del rábano picante, en francés se conoce como Raifort, en inglés; horseradish, es la raíz con la que se elaboran salsas cómo el wasabi.